Buho21 - social network and games online Multiplayer  |  Games  |  VIP  |  Clubis  |  Software  |  Forums  |  Search
Tema para reflexionar diariamente

To participate in forums you must identify yourself on the web. Thanks.
«12345»
b0
07/07/2019 00:04
Hola..
..para la Reflexion:
"Solo sé que no sé Nada".
..Saludos y Gracias.
02/07/2019 18:09
Necesitamos Senor Jesus, que increpes a estos vientos maldadosos de esta epoca, en todas las latitudes....los hombres cada dia nos alejamos de Dios, y nos acercamos a los placeres del mundo.....Ten misericordia de nosotros
02/07/2019 00:15
02/07/2019 00:14

«Entonces se levantó, increpó a los vientos y al mar, y sobrevino una gran bonanza»

Hoy, Martes XIII del tiempo ordinario, la liturgia nos ofrece uno de los fragmentos más impresionantes de la vida pública del Señor. La escena presenta una gran vivacidad, contrastando radicalmente la actitud de los discípulos y la de Jesús. Podemos imaginarnos la agitación que reinó sobre la barca cuando «de pronto se levantó en el mar una tempestad tan grande que la barca quedaba tapada por las olas» (Mt 8,24), pero una agitación que no fue suficiente para despertar a Jesús, que dormía. ¡Tuvieron que ser los discípulos quienes en su desesperación despertaran al Maestro!: «¡Señor, sálvanos, que perecemos!» (Mt 8,25).

El evangelista se sirve de todo este dramatismo para revelarnos el auténtico ser de Jesús. La tormenta no había perdido su furia y los discípulos continuaban llenos de agitación cuando el Señor, simplemente y tranquilamente, «se levantó, increpó a los vientos y al mar, y sobrevino una gran bonanza» (Mt 8,26). De la Palabra increpatoria de Jesús siguió la calma, calma que no iba destinada sólo a realizarse en el agua agitada del cielo y del mar: la Palabra de Jesús se dirigía sobre todo a calmar los corazones temerosos de sus discípulos. «¿Por qué tenéis miedo, hombres de poca fe?» (Mt 8,26).

Los discípulos pasaron de la turbación y del miedo a la admiración propia de aquel que acaba de asistir a algo impensable hasta entonces. La sorpresa, la admiración, la maravilla de un cambio tan drástico en la situación que vivían despertó en ellos una pregunta central: «¿Quién es éste, que hasta los vientos y el mar le obedecen?» (Mt 8,27). ¿Quién es el que puede calmar las tormentas del cielo y de la tierra y, a la vez, las de los corazones de los hombres? Sólo quien «durmiendo como hombre en la barca, puede dar órdenes a los vientos y al mar como Dios» (Nicetas de Remesiana).

Cuando pensamos que la tierra se nos hunde, no olvidemos que nuestro Salvador es Dios mismo hecho hombre, el cual se nos acerca por la fe.

01/07/2019 17:41

Ecos tras la renovación de la Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles
Sexto Continente:
www.ivoox.com/37802125

01/07/2019 17:40

Esto le debe de pasar con frecuencia al Corazón de Jesús, mientras 'arbitra' el 'partido' de nuestra vida.
"El Señor es clemente y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad" (Salmo 144, 8)


Pausar
-0:04
Configuración visual adicional
Ir a reproducción con opción de desplazamientoHaz clic para ampliar
Haz clic para ver más
8432 reproducciones
01/07/2019 17:38

El demonio nos hiere, para llevarnos a dudar del amor Dios. Sin embargo, nuestras heridas son el lugar elegido por el Corazón de Jesús para desposarse con nosotros.


30/06/2019 23:51
30/06/2019 23:51
30/06/2019 23:49
«12345»

10 next

Ajedrez en tu móvil o tablet

Yes, I want to be a VIP player  | Help | Contact